Llámame: (+52) 55-1069-0236
El éxito comercial y sus verdaderas causas: Deja de tirar dinero
Tiempo de Lectura: 9 minutos

Seamos honestos desde el principio hemos hecho de todo por conseguir el éxito comercial. Prometo compartirte los secretos que conozco, sus orígenes y resultados comprobados, y tú promete que no te vas a mentir a ti mismo cuando escuches las partes dolorosas que, por cierto, yo también he vivido.

Y es que cuando tenemos un negocio buscamos por cielo, mar y tierra la fórmula mágica que nos ayude a alcanzar nuestras metas comerciales. Pero la verdad es que es casi imposible de encontrar. Yo no te prometo una fórmula mágica, aunque te voy a confesar que en ocasiones lo parece. Pero te prometo un sistema sencillo de 4 pasos que funciona SIEMPRE.

Pero antes de contarte al respecto, me gustaría hacerte una pequeña advertencia. Este contenido no es adecuado para cualquier audiencia. Lo diseñé (el artículo, no el método) para aquellos de nosotros que lo han intentado todo y estamos cansados de falsas esperanzas, pero que aún así, estamos dispuestos a intentarlo TODO para poder sacar adelante nuestro negocio y alcanzar el éxito comercial.

Así que por favor, si no estás dispuesto a intentar lo que sea (siempre siendo ético por supuesto), por tu negocio, te invito a que visites otra página y cierres esta. No me mal interpretes, deseo que leas mi contenido y que lo uses. Sin embargo, si no estás en el momento adecuado de escucharlo seguramente lo darás por descartado y podrías perder la oportunidad de utilizar un sistema algo radical pero contundente.

Así que si no estás en este punto de desesperación total, te invito a que trates dos o tres cosas más y que cuando dejen de funcionar vuelvas y leas este post.

El área comercial de una empresa de éxito

No podemos hablar de cómo mejorar un área de negocio sin antes entender de qué estamos hablando.

Seguro no lo sabes, pero de vez en cuando doy clases a alumnos de secundaria que se preparan para ingresar a la preparatoria y continuar con su formación académica. El primer paso que damos en mis clases es definir conceptos. Si no comprendes completamente el concepto general del tema que estás hablando, es más difícil lograr manejarlo y poder trabajar entorno a él.

Esta técnica la aprendí de uno de mis primeros maestros en tema de negocios, ventas y emprendimiento, Alfredo Culebro. Además de tener sus programas de formación, es el único advisor en latinoamérica de Robert Kiyosaki y además el primero en traerlo a un magno evento en México. (Te recomiendo sus programas)

Así que comencemos por hablar de qué es y qué incluye el área comercial de una empresa o negocio.

¿Qué es el área comercial?

A resumidas cuentas, esta área es la encargada de procurar la relación que mantiene un negocio con sus clientes, así como de dar seguimiento a los objetivos de venta para ser alcanzados. Esto la vuelve una de las más importantes dentro de todo el sistema, sino es que la más importante, pues sin ventas no hay negocio. A como yo lo veo, es el corazón del negocio y el flujo de efectivo que genera, es la sangre del mismo.

En otras palabras, un área comercial de éxito, es la puerta que conecta a la empresa con el mundo exterior. (Su target)

Aunque por supuesto, no debemos olvidar que hay otras áreas importantes, recursos humanos por ejemplo. Richard Branson diría que si cuidas bien de tus empleados, ellos cuidarán de tus clientes.

Tu área de servicio al cliente también es muy importante, es por ello que le dedico todo un artículo. Así que no descuides otras áreas solo por creer que una sola es la clave.

¿Qué incluye un área comercial exitosa?

El área comercial incluye las actividades necesarias para acercar al consumidor los bienes, productos y servicios producidos por el negocio. De estas actividades se derivan las ventas efectivas y entablar buenas relaciones con los clientes.

Dentro de estas actividades encontramos el marketing, la investigación de mercados, la planeación, etc. Por supuesto, hoy cuando hablamos de marketing, no solo hablamos de marketing tradicional, sino también (y me atrevería a decir principalmente), de marketing digital.

La universidad UTEL tiene una lista con una pequeña descripción de las actividades incluídas en el área comercial que me encantó por la claridad y lo concreto de su explicación, así que los citare textualmente.

■ Planificación y control. Consiste en precisar las acciones futuras y luego comparar los resultados reales con las previsiones hechas anteriormente.

■ Estudio de mercado. Es la más importante, ya que permite a la dirección de la empresa fijar su política y tomar decisiones sobre bases seguras.

■ Promoción y publicidad del producto. Dirige su enfoque a la parte “práctica”; es decir, se hace la presentación del producto o servicio al cliente.

■ Ventas. Es el último paso y es en donde se consolidan todos los esfuerzos realizados. Consiste en organizar la venta directa y también la relación con los canales de distribución.

Universidad Utel

Muy bien, ahora que hemos comprendido lo que vamos a mejorar, entremos en tema.

El verdadero orígen del éxito comercial

Hace unos tres o cuatro años leí en un libro que cambiaría mi vida, una metáfora perfecta que servirá para entrar en tema durante este post.

Después de leer un par de libros más del autor, tuve oportunidad de asistir a una conferencia suya y a un taller. Fue ahí donde me convencí de que definitivamente quería que él fuera mi maestro, sí o sí.

¿Su nombre? Michael Roach. Y a través de uno de sus negocios el Diamond Cutter Institute, enseña en países de todo el mundo el mismo sistema que voy a compartirte aquí y el arma secreta que usaré con mis clientes de consultoría cuando lance este nuevo servicio en unos meses.

Michael Roach, o Geshe Michael Roach como lo llamamos las personas que lo seguimos de cerca, es un hombre de negocios que, usando el sistema que estoy por compartirte, co-fundó una compañía de diamantes, llevándola desde un prestamo para iniciar operaciones hasta generar ventas anuales de 250 millones de dólares, logrando este crecimiento en tiempo record. Esa hazaña, llamó la atención de uno de los inversionistas más importantes del mundo, Warren Buffett, quien decidiera comprar dicha empresa.

El sistema lo aprendió tras haber estudiado durante 25 años en el monasterio Sera Mey en el Tíbet, ganándose así el grado de Geshe.

Bueno, después de conocer el impacto que esta enseñanza puede tener en tu vida, vamos a continuar. Abróchate los cinturones, porque estamos a punto de romper años y años de ignorancia y podría volarnos un fusible. Aunque siendo honestos, una vez que lo digieras y lo pienses con detenimiento, verás que es muy lógico y tiene todo el sentido del mundo.

Deja de intentar cosas que no funcionan

Imagina que tienes un refrigerador en tu casa. Este refrigerador es un caso especial, como casi no hay (o eso creemos). El día de hoy el refrigerador enfría de maravilla y funciona sin problemas. Sin embargo, al día siguiente, no prende ni aunque lo pidamos por favor. Nuestra comida comienza a pudrirse. PERO, al día después, comienza a enfriar de nuevo como el primer día ¡máxima eficiencia! y así dura una o dos semanas. Hasta que deja de hacerlo, falla dos, tres, cuatro días. Pero por cuenta propia vuelve a «funcionar». ¿Dirías que este refrigerador funciona o que no funciona?

¿Recuerdas que dijimos que seríamos honestos? Pues la verdad es que NO FUNCIONA. Qué clase de aparato parece funcionar cuando se le da la gana, sin ninguna garantía de que mañana o pasado lo siga haciendo.

Parece absurdo que mantengamos en casa un aparato con este defecto ¿cierto? Pues lo es. Pero más absurdo es que, justo así es como vivimos nuestra vida. Nos la pasamos haciendo cosas que funcionan a veces y a veces no. Seguimos estrategias que funcionan a algunos y a algunos otros no. Llevamos toda nuestra historia evolutiva, actuando de esta forma. «50 mil años de estupidez» decía este extraordinario libro donde leí el ejemplo.

Y vaya que el autor tiene razón. Seguimos comprando cursos, libros, talleres, etc., que a veces funcionan y a veces no funcionan. Y como en el caso del refrigerador, lo que a veces funciona y a veces no funciona en realidad NO FUNCIONA. Lo que a algunos les funciona y a otros no, NO FUNCIONA. Lo que realmente funciona, SIEMPRE FUNCIONA.

Esa es la promesa de este método, que es algo que SIEMPRE funciona, de forma invariable, inevitable y sostenible.

La vacuidad del éxito comercial

Tanto en sus libros como en sus talleres y conferencias, Geshe Michael explica un concepto clave para poder entender todo esto. Y me gustaría hacerlo exactamente como él lo explica en uno de sus libros, aquí vamos. NOTA: Recuerda que si no estás listo o lista para nuevas ideas, es mejor que cierres el navegador YA… No quiero hacerte daño al explicar algo para lo que no se está preparado.

Muy bien, el concepto clave de todo esto es: La Vacuidad.

La pluma: Una perspectiva diferente para entender la fuente del éxito comercial

Tomo una pluma con la mano y te pregunto:

-¿Qué es esto?
-Una pluma – respondes con rapidez.
-Si un perro llega a este cuarto ahora y muevo el objeto frente a su nariz ¿qué haría él?
-Morderla
-¿Cómo ve el perro la pluma?
-Como un juguete.

Hasta aquí hemos dado un gran paso en la comprensión de la vacuidad, pero necesitamos ir más lejos para que quede clara la idea.

-Muy bien, entonces ¿quién está en lo correcto?¿la persona o el perro?¿es una pluma o un juguete?
-Bueno, supongo que los dos están en lo correcto. Para mi el cilindro es una pluma, para el perro es un juguete para morder.

-¡Muy bien! Este objeto es ambas cosas para diferentes observadores: la pluma y el juguete. La siguiente pregunta… Si yo tomo este objeto y lo dejo en esta mesa, y tú y el perrito se van del cuarto, EN ESE MOMENTO ¿qué es ese objeto?¿una pluma o un juguete para morder?
-Bueno, si ninguno de ellos está aquí para verlo de alguna u otra manera, entonces creo que deberíamos pensar que no es ninguna, tendría el potencial de se cualquiera de las dos cosas, dependiendo de si entra un humano o un perro al cuarto.

Comprendiendo más la vacuidad

-Excelente, así que ahora lo tienes. Tú ya entendiste la complicada y difícil idea de la vacuidad, una idea cuya comprensión es absolutamente necesaria si vas a crear una compañía perfecta. Trata de ver lo que la vacuidad significa aquí. NO es como si todo estuviera negro, o que nada es nada, o que nada importa.

El objeto recostado en la mesa después de que el humano y el perro se van, está «vacío», porque está en blanco; como una pantalla en blanco antes de que empiece la película. TODO lo que nos rodea y todas las personas en nuestra vida son lo mismo: están vacías, en blanco, disponibles. Podrías pensar que la creación de nuevas tecnologías están terminando con tu negocio, pero ha cientos de personas que podrían estar beneficiándose de ello. Esa situación es como la pluma: solo depende de lo que ves. Depende de quién esté viendo.

¿Entendiendo esto, dirías que la pluma viene de su propio lado o viene de ti?
¡Exacto! viene de ti hacia la pluma. Si la pluma viniera de la pluma, entonces el perro tendría que ver una pluma como pluma.

Así que ahí está, la pluma viene de mí. No es pluma ni juguete por su propio lado, está en blanco, solo está disponible.

¿Podemos cerrar los ojos y desear que se convierta en un gran diamante? No, puedes intentarlo y no pasará. Que venga de ti, no significa que puedas cerrar los ojos y con solo desearlo manifestar su existencia. Todos los emprendedores y empresarios del mundo desean tener negocios exitosos y que rompan récords de ventas y crecimiento, pero solo desear no es la causa para que eso suceda.

¿Entonces cómo es que vemos una pluma y cómo es que viene de mi mente?

Las causas reales del éxito comercial

En nuestra mente hay semillas, semillas mentales. Descansan en lo profundo de la mente, en el subconsciente, cuando el tiempo llega, brotan y se abren como la semilla de un árbol. Si tengo una vara negra frente al rostro, se abre una semilla mental y brota una imagen luminosa en forma de pluma, tan rápido que nunca en tu vida lo has notado.

Así es como es posible ver una pluma. Es una pluma real. Las imágenes mentales son así de buenas. Tú puedes tomarla y escribir con ella.

Entonces si de pronto llega un cliente con una gran chequera y la disposición total de consumir tu producto o servicio, él es igual que la pluma. Viene de una semilla en tu mente.

Ahora, la pregunta correcta sería ¿Y CÓMO SIEMBRO ESAS SEMILLAS?

Cómo sembrar las semillas del éxito comercial

De forma rápida, solo podemos sembrar una semilla con otra persona. Cualquier cosa que queramos, tenemos que asegurarnos de que alguien la tenga primero.

Cuando ayudamos a alguien más a obtener lo que quiere, se planta la semilla en nuestra mente para poder obtener la misma cosa más adelante, cuando la semilla madure y se abra.

Lo que esto significa, es que puedes sembrar tu próximo gran cliente e incluso cambiar las cosas que actualmente no te gustan de tu negocio o empresa, porque todo viene de ti, solo necesitas saber cómo hacerlo. Para aprender a ser un buen sembrador,necesitas aprender a sembrar las semillas correctamente y cómo cuidar de ellas de manera apropiada. Cuando hagas eso podrás alcanzar el verdadero éxito comercial.

Entonces respondiendo a la incógnita de este post, no solo ES POSIBLE tener un negocio o empresa con resultados comerciales exitosos y sin precedentes, sino que es SIMPLE si entiendes cómo sembrar las semillas mentales correctas.

Y eso es lo que vamos a cubrir en los post siguientes, vas a aprender la técnica adecuada para sembrar las semillas mentales y cómo cuidar de estas semillas para que SIEMPRE funcionen y desarrolles un área comercial de éxito.

Conclusión: siembra un área comercial exitosa

Aunque no profundizamos en la técnica de sembrado, tienes una base sólida para poder comenzar a sembrar las semillas mentales que florezcan en forma del éxito comercial de tu negocio.

Solo debes mantener en mente el concepto de la vacuidad, todo a tu alrededor viene de ti y tus semillas son las que te obligan a ver una pluma o un juguete para morder.

El hecho de que las cosas vengan de ti no las hace irreales, al contrario, es precisamente por eso que son reales y que las puedes cambiar al cambiar tus semillas.

Por último, recuerda que la forma de sembrar una semilla mental, es ayudando a otros a obtener lo que quieren, con el entendimiento de que eso volverá multiplicado hacia ti. ¿Te suena?

Muchas gracias por leer este post. Espero de corazón que adaptes esta nueva forma de pensar en tu vida personal y tu negocio, porque cambiará las cosas para siempre.

No te pido que me creas, te pido que lo intentes y tú mismo verás los resultados.

Mantente atento a los siguientes posts para que puedas aprender la técnica adecuada para sembrar tus semillas mentales y la forma correcta de cuidarlas.

No olvides compartir este post y dejarme tus preguntas en los comentarios. ¡Hagamos de tu negocio un gran éxito comercial!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cerrar menú

Suscríbete y recibe mi pack de infografías
en tu correo

Conoce las bases para publicar en redes sociales y al mercado mexicano de 2018 por rangos de edad